Qué hacer cuando tienes ansiedad y depresión
Valora este post

Qué hacer cuando tienes ansiedad y depresión

Saber qué hacer cuando tienes ansiedad y depresión es la mejor forma de prevenirlo.  Personas que han tenido ansiedad y depresión en el pasado son más propensas a una recaída cuando están bajo estrés.

Efectos directos e indirectos de estrés

El estrés afecta directamente a tu estado de ánimo. Cuando estás bajo estrés, puedes empezar a sufrir cambios cognitivos, insomnio e irritabilidad. Estos síntomas pueden llevar directamente a la depresión y la ansiedad. Además, el estrés también puede tener otros efectos indirectos que pueden conducir también a la ansiedad y depresión.

Cuando se está sometido a estrés a menudo, es necesario ejecutar algunas estrategias para afrontarlo y mantenerte sano mentalmente.

El estrés puede disminuir tu estado de ánimo, conducir a la depresión y puede aumentar tu nivel de ansiedad, sobre todo si es prolongado. Un ejemplo de esto sería tener demasiado trabajo o pasar estrés en el trabajo. Si no tomas tu tiempo  para poder hacer actividades como yoga, correr, etc. te aíslas de la vida social, aumenta tu nivel de stress y puede conducirte a la depresión.

Los primeros síntomas depresivos pueden crear más estrés

Cuando estás bajo estrés y te encuentras experimentando cambios en tu estado de ánimo, puedes entrar en  una espiral que aún te haga deprimirte más. Además, cuando tu concentración es insuficiente, cometes más errores y esto puede llevar a mayor estrés y la depresión.

Otro ejemplo de esto sería estar tan irritable en el trabajo que recibas una queja acerca de su comportamiento. Esto te hace aún más estresado y puede tener un impacto negativo en tu estado de ánimo.

Dificultades de relación

Estar demasiado irritable puede conducir a conflictos dentro de tus relaciones. Estar hiperestresado  puede repercutirte a nivel emocional en las relaciones con tus seres queridos.

Si has tenido antecedentes de depresión, debes prestar atención a eso y prestar más atención aún a tus relaciones. Si además los conflictos en la relación son demasiado grande, pueden dar lugar a romper relaciones,  lo que también  puede conducir a la depresión y la ansiedad creciente.

Mecanismos de afrontamiento poco saludables

Afrontar el estrés con hábitos poco saludables todavía puede empeorar más la situación. Puedes fumar más cigarrillos o beber más alcohol; ambas cosas no son sólo físicamente malas, sino que además, afectan tus emociones también.

 

Rutinas en tu vida

Necesitas autorregularte y mantener las rutinas ordenadas en tu vida.  A pesar de tener una agenda apretada, deberías encontrar tiempo para  las cosas que tienen  significado en tu vida y aquellas que te ayudan a elevar su estado de ánimo. Debes evitar aquellos que te produzca sentimientos de estrés, la ansiedad y depresión.

Trate de ir a dormir a la misma hora todas las noches,  comer correctamente y tener  ejercicios de rutina. Esto hará que te estreses menos y tu vida será menos caótica. Tener caos en tu vida sólo conduce a mayor ansiedad y depresión.

Formas de prevenir la depresión relacionada con el estrés

Estos son algunos consejos sobre qué hacer cuando tienes ansiedad y depresión :

  • Seguimiento de los primeros indicadores que te indiquen que vas hacia la ansiedad y la depresión. Si notas que estás más irritable, es tiempo de frenar y mantener el nivel de estrés al mínimo.
  • Hazte consciente de qué estrategias tienes para afrontar el estrés. Utiliza esas estrategias al máximo posible para no entrar en un ciclo de estrés y depresión.
  • No dejes de relacionarte socialmente o de hacer aquello que te haga bien sólo por no tener dinero, tiempo, etc… Cambia las estrategias. Por ejemplo, si no tienes el dinero para salir a cenar con amigos, probar una opción más barata, como tomar café con amigos en casa etc…
  • Haz una lista de las cosas que puedes hacer para prevenir la depresión cuando veas los primeros signos de advertencia. Usa esta lista como una forma de reducir el estrés. Puede incluir por ejemplo, llamar a los amigos, quedar con ellos, alguna caminata o hacer ejercicio físico , actividades sociales etc… Buenas relaciones sociales pueden ayudar a subir tu estado de ánimo y, con ello, tu salud.
  • Piensa también en ayudarte de un terapeuta o con técnicas de relajación como sesiones de reiki, meditación etc. Cierta dosis de estrés es normal pero recurre a emplear técnicas que te ayuden a disminuirlo o afrontarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies