El Sexto chakra ajna o tercer ojo ,está ubicado entre las cejas y es de color púrpura. Otro chakra simétrico está vinculado con él y podemos encontrarlo en la espalda, es más pequeño y tiene relación con nuestras posibilidades intuitivas, clarividentes, imaginativas. Su elemento es la luz.
El chakra del tercer ojo es el que expresa nuestra intuición, una especie de sabiduría pre-sentida antes de ser racionalizada. La intuición nos lleva a tener reacciones emocionales ante determinados acontecimientos sin explicarnos muy bien el motivo que las ocasiona. Finalmente, para manejar adecuadamente nuestra intuición es preciso que entendamos antes la naturaleza real de nuestros sentimientos.

Una persona que desarrolle adecuadamente este sexto chakra ajna

se convertirá en un vidente, en una persona capaz de percibir el aura de los demás. Cualquier persona puede desarrollar sus poderes extrasensoriales, pero sólo cuando alcanzamos el equilibrio y podemos aceptar la realidad tal cual es y vivir en armonía y con amor, sólo en este punto nuestros poderes estarán al servicio de una sabiduría personal necesaria para la humanidad. El chakra del Tercer Ojo tiene la finalidad de mostrarnos nuestro camino particular en la vida, nuestro sendero de autoaprenizaje. Es el que contribuye a que aprendamos a «aprender» de nuestros propios errores.

 

El mal funcionamiento de este chakra

se puede manifestar en personas con una situación muy inestable en el ámbito vital,  personas que no le encuentran sentido a la vida, personas que no disfrutan con ningún tipo de trabajo, o personas con temores exagerados dos ante posibles apariciones o visiones.

Otros síntomas

de desarreglos en este chakra son las situaciones permanentes de inestabilidad: personas que nunca encuentran trabajo, personas que se mudan constantemente o que cambian de pareja como de camisa. Otro extremo de este mismo tipo de desarre la gente que vive obsesionada con estar a la moda, o que tiene tendencias a crearse ídolos, para poder «seguirlos» de manera incondicional o cualquier tipo de actitud fanática.
También podemos reconocer este desarreglo en seres que se obsesionan con visiones de fantasmas o con profecías de catástrofes varias.
Para fortalecer este chakra tendremos que concentrar nuestras energías en las siguientes zonas: en la frente, los ojos, la nariz, la glándula  pineal y la parte inferior del cerebro. En el plano corporal los desarreglos de este chakra pueden generar problemas de visión y dolores de cabeza relacionados con la visión.

Color: Violeta.
Situación: Entre las cejas; tiene su simétrico detrás de la cabeza.
Símbolo: Un círculo con dos pétalos blancos y un triángulo invertido en su interior.
Nota: La.
Mantra: Om.

Elemento: La luz.
Verbo y derecho fundamental asociado: Derecho a ver.
Finalidad: Nos introduce en el mundo de lo no material.  Según desarrollemos este chakra aumentará nuestra clarividencia y nuestras facultades de percepción extrasensorial.
Cristales y piedras: Amatista.
Elementos anatómicos asociados: Glándula pineal, ojos, frente, ojos, nariz, parte inferior del cerebro.
Elementos y situaciones asociadas: Color, luz visión, intuición, clarividencia, capacidad de visualizar.
Sentido:La vista.
Alimentos: No tiene alimentos asociados, pero sí las drogas psicotrópicas, naturales y sintéticas.

Consecuencias fisicas de su mal funcionamiento: Problemas de vision, dolores de cabeza relacionados con la vision.

Consecuencias psíquicas de su mal funcionamiento: Trastornos psicológicos relacionados con la visión, alucinaciones, interpretaciones deformadas de la realidad, estados de confusión mental.

Comentarios

La vibración energética sigue aumentando.  Hemos superado la frecuencia del sonido y entramos en la de la luz, que es una energía vibracional diferente y más fina.
Nuestros sentidos perciben la luz como colores de diferente longitud de onda y frecuencias, y a medida que los colores son más fríos, sus frecuencias son más altas y nos influyen de diferente forma, materia que estudia la cromoterapia.
En el sexto chakra trascendemos el tiempo, ya que la visión no depende del tiempo; en el mismo instante podemos ver un solo objeto o miles de ellos formando un todo holográfico.

Ejercicios físicos

  1. Masaje de los ojos: comenzar masajeando con los dedos índices cejas en sentido longitudinal, luego, con las yemas de los dedos, masajear circularmente las sienes y alrededor de los ojos, con los dedos medios los puntos medios debajo de los ojos y con los dedos índice y medio masajear circularmente con los párpados cerrados encima de los dos globos oculares, acabar frotando las palmas y colocándolas en forma de copa tapando los ojos.
  2. Si dispones de una luz láser, aplicarla entre las cejas en interval cortos con los ojos cerrados.
  3. Excitar con acupuntura eléctrica o convencional, o con digitopuntura, las sienes y los puntos de encima de las cejas.
  4. Visualizaciones de formas geométricas simples.
  5. Meditación con el símbolo Antahkarana.

Ejercicios psíquicos

En las meditaciones guiadas, realizar visualizaciones. Puedes grabar  una cinta y escucharla en meditación concentrándote en las visualizaciones que te lleguen

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Suscríbete a la Newsletter

Suscríbete para recibir nuevos posts, fechas cursos y descuentos 

¡Gracias por suscribirte! ¡Hasta pronto!